Kinray

El acto fotográfico en ocasiones tiene una connotación mística y celebratoria, un gesto muy sencillo que matiza la belleza inherente de la naturaleza. Kinray, nos invita recorrer por los trazos itinerantes del territorio, sin cuestionar los elementos que lo definen y se convierte así, en una experiencia visual de percepciones cambiantes.

Mientras el paisaje se manifiesta a través de sus formas, el vacío comienza a adquirir una leve cualidad, nos sugiere explorarlo por una nueva dimensión de situaciones pasajeras que han quedado en el terreno y que hablan de él.